EFEMERIDE | Eduardo Galeano: Los hijos de los días

 Mayo 13 

Para que cantes, para que veas 

Para que veas los mundos del mundo, cambia tus ojos. Para que los pájaros escuchen tu canto, cambia tu garganta. Eso dicen, eso saben, los antiguos sabios nacidos en las fuentes del río Orinoco.