ECONOMIA | La canasta básica alimentaria aumentó 45,3% en 2021

Una familia tipo necesitó $32,963,69 para no caer en la indigencia y $76.146,13 para no ser pobre.


El costo de la canasta básica alimentaria (CBA) subió 45,3% a lo largo del año pasado, por lo que un grupo familiar tipo conformado una pareja con dos hijos de entre seis y ocho años, necesitó percibir ingresos por $ 32.963,69 en diciembre pasado, para no caer en situación de indigencia, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).


En tanto, el costo de la canasta básica total (CBT) marcó un avance de 40,5% durante 2021, con lo cual el mismo grupo familiar necesitó percibir $76.146,13 para poder abonar alimentación y servicios básicos y no caer debajo de la línea de la pobreza.

La canasta básica alimentaria, que marca el umbral por debajo del cual se cae en la línea de indigencia, registró en diciembre una suba del 3,9%.

Por su parte, la canasta básica total, que además de medir los precios de los alimentos también incluye al rubro indumentaria y servicios, registró en el último mes de 2021 un incremento de 3%.

La última medición del Indec, dada a conocer en octubre sobre datos censados durante el primer semestre del año, registró que el 40,6 % de los habitantes estaban por debajo de la línea de la pobreza, contra 40,9 % de igual período del 2020.

Dentro de esta mediación de la pobreza, el 10,7% eran indigentes frente al 10,5 % del primer semestre de 2020.

Estos niveles registrados en el primer semestre del año estuvieron incluso por debajo del segundo semestre del 2020, cuando el nivel de pobreza alcanzaba a 42% de las personas, aunque el de la indigencia, se mantenía en 10,5 %.

Con una población estimada en 45,8 millones de habitantes, la pobreza estaría afectando a 18,5 millones de habitantes, entre los cuales se encuentran 4,5 millones de personas que estarían en la indigencia.

La próxima difusión del índice de la Pobreza por parte del Indec está prevista para el 30 de marzo y sobre datos del segundo semestre del año pasado.

En 2020, las variaciones interanuales de la canasta básica alimentaria y de la canasta básica total marcaron un incremento de 45,5% y 39,1%, respectivamente. En tanto, en 2021 ambos indicadores cerraron con aumentos interanuales de 45,3% y 40,5%, respectivamente.

En base a los números informados por el Indec, el año pasado el nivel general del Índice de precios al consumidor registró un alza 50,9%, tras marcar un avance de 3,8% en diciembre.

En diciembre el rubro de mayor aumento fue Restaurantes y hoteles (5,9%), impulsado por la mayor demanda relacionada con el levantamiento de las restricciones de circulación y un mayor nivel de turismo; seguido por Bebidas alcohólicas y tabaco (5,4%), debido principalmente a la suba en los precios de los cigarrillos.


(Ctes. Hoy)