CHACO | La mamá de Cecilia Strzyzowski denunció que la amenazaron tras la masiva movilización

Gloria Romero, la madre de la joven desaparecida en Resistencia, aseguró que recibió un llamado anónimo en el que le ordenaban que cese con los pedidos de justicia y la exposición pública.


Hace catorce días que no se sabe nada de Cecilia Strzyzowski. La joven de 28 años fue vista por última vez el jueves 1 de junio, antes de que se subiera a la camioneta de su esposo, César Sena, y a partir de ese momento, todo se volvió turbio.

 El caso mantiene en vilo a Chaco porque involucra a una poderosa familia de la provincia, vinculada al gobierno de Jorge Capitanich. El principal sospechoso quedó detenido, al igual que sus padres, los dirigentes sociales Emerenciano Sena y Marcela Acuña, y otras cinco personas.

Este miércoles, una masiva movilización se realizó en Resistencia donde pidieron que "se termine la impunidad en Chaco".

La madre de la joven desaparecida, Gloria Romero, remarcó entre lágrimas que a su Cecilia "la descuartizaron". "No esperaba tanta gente, es impresionante el acompañamiento. Yo soy una doña Rosa que sólo salí a pedir ayuda porque mi hija no aparece. No tengo entorno político, conocidos, nada. No tenía un mango y los abogados me pedían 400 mil, 500 mil mangos. ¿De dónde voy a sacar esa plata?", reveló.

Además, agregó: "Estamos cansados de la impunidad, creo que toda la Argentina debería salir y decir ‘estamos cansados de la impunidad, señores’. Perdonen que les haya cortado la calle. No me gusta cortar la calle, molestar a la gente, pero no me quedaba otra".

Las amenazas a la familia de Cecilia Strzyzowski

Sin embargo, tras la movilización Romero confirmó un dato estremecedor: la familia recibió amenazas anónimas para que cesen con el pedido de justicia.

El periodista de TN, Manuel Jove, confirmó que la hermana menor de Cecilia recibió un llamado en las últimas horas, en el que le avisaron que de avanzar con la exposición mediática, toda la familia va a sufrir represalias.

Asimismo, reveló que quienes hicieron la comunicación conocían cómo estaba compuesto el entorno, además de datos personales de los abogados que las acompañan.

Por último, el periodista comentó que -antes que la desaparición tomara trascendencia nacional- la familia también denunció haber recibido llamados intimidantes desde distintas dependencias provinciales.




(Epoca)